Relatos Venta

Libro: “Historias de nuestro Cielo”

A petición de mis seguidores, familia y amigos, os dejo el comienzo del libro, en otra entrada de mi blog, (pulsar para ver) tenéis un fragmento de mi libro, donde aparecen personajes que quería que conociesen.

Próximamente lo tendréis disponible, ya os avisaré cuando lo tenga terminado, maquetado, y listo para su distribución.

Bueno sin más literatura, os dejo con el inicio del libro, espero sea de vuestro agrado.

Fotografía por Luz Lobato

Capítulo 1

El cielo se acerca

Tras la noticia emitida hace 15 años por todas las cadenas de televisión y radio, el mundo estaba expectante, se diría que es la mayor noticia que se ha dado en los últimos milenios, no es un día muy distinto ni especial, hoy 14 de octubre de 2066, el sol brilla como siempre, hay algunas nubes que pintan de blanco y dan color al azul del cielo, se diría que no es un día distinto al de ayer, pero este será recordado por los siglos.
Desde la estación espacial internacional han confirmado, la existencia de vida extraterrestre, tanto en Venus como en Marte.

Se han realizado una serie de experimentos en la atmósfera de Venus que han dado como resultado la existencia de vida en la atmósfera, y por si fuera poco en la estación permanente en Marte tras las perforaciones que se venían haciendo en el polo sur se ha confirmado, tanto la existencia de grandes cantidades de agua como de seres vivos anfibios; que se encontraban bajo la superficie de los lagos marcianos.

Pero la verdadera noticia, la que nos trae aquí, no ha sido la de encontrar vida extraterrestre, no, es que se ha descubierto la forma de poder viajar a otros lugares de la galaxia en tan solo unos días de viaje, por medio de un agujero de gusano que se encuentra en nuestro sol y que nunca hasta hoy había sido detectado.

Lo asombroso y sorprendente de poder realizar estos viajes, fue la casualidad; como los grandes descubrimientos.
Gracias a un experimento llevado a cabo con el fin de la exploración solar.

La misión consistía en lanzar un módulo al sol a una zona muy oscura; similar a una mancha solar que se encuentra en el meridiano 33 donde se ha detectado unas deformaciones anormales en la superficie del sol.

Allí al observarla y analizarla se pudo descubrir que la luz se doblaba sobre sí misma justo en el centro de la zona.

Fue detectada hace algunos años y se pudo comprobar que la temperatura era muy baja; unos 1500 grados centígrados. Formando un pasillo de entrada a nuestra estrella en forma de embudo. Se extiende más de 4 millones de kilómetros desde la superficie, no es muy grande de diámetro según nos dicen los expertos, para poder verla con telescopios; pero en realidad es del tamaño de la luna.

Volviendo al módulo una vez que la misión fue lanzada, notaron que a una distancia de unos 600 mil kilómetros del sol la temperatura comenzó a disminuir considerablemente. Lo que facilito la aproximación del módulo experimental hacia la zona oscura, registró una bajada de temperatura de más de 1000 grados y conforme se fue aproximando, continuó bajando hasta los insignificantes 200 grados de temperatura; facilitando que el módulo llegara a la fotosfera de nuestra estrella, intacto.

Siguió avanzando con su rumbo fijado a la zona oscura, y transmitiendo toda su telemetría, pero en el momento que llego a la mancha, silencio total, se dejó de recibir datos. El pánico lo inundo todo, hubo momentos de confusión, ya que, no se detectaba ninguna señal del módulo, pasados unos minutos de angustia se recibió desde la estación espacial internacional un comunicado: acabamos de detectar la señal del módulo, procedente desde el sistema planetario Tau Ceti; que esta a unos 11,9 años luz de distancia de la tierra. No salían de su asombro acababan de descubrir lo que sería un agujero de gusano y la posibilidad de viajar a otros sistemas planetarios en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora comienza la verdadera historia que nos ha traído hasta aquí, a Florida, en el día de hoy 24 de julio del 2081, se disponen a lanzar una nave espacial.

Una misión tripulada al sistema planetario Tau Ceti, es una misión conjunta a nivel internacional, la tripulación está compuesta por los mejores astronautas, (la elite de cada país), además llevan trabajando juntos en esto unos 4 años, preparándose para la misión. Son 4 tripulantes que viajaran juntos, uno es de Estados Unidos, Francia, China y la India.

El cohete que será lanzado en esta misión es grandioso, de dimensiones colosales, con una envergadura de 180 metros, algo realmente grande y un motor de propulsión por hidrógeno. Además tiene otro motor de similares características para su impulso por el espacio, y una pila de hidrógeno de alto rendimiento; que al mismo tiempo que genera el combustible necesario para la propulsión, genera el oxígeno tan necesario para la tripulación. Haciendo este sistema de propulsión, el más eficiente jamás conocido, y solo necesita agua como combustible; lo que facilitara el poder repostar nuevamente. Una necesidad de sobra cubierta en el destino, ya que las naves enviadas anteriormente no tripuladas han llegado a dos planetas de ese sistema; en el que abunda el agua y la vida animal.

Hoy es el gran día, estamos esperando la cuenta atrás, está situada en 45 minutos, el mundo mantiene la respiración, sobrecogido, expectante para ver el lanzamiento de nuestro primer viaje interestelar que va a realizar el hombre. Todo el mundo mirando al cielo, otros muchos con sus ojos puestos en el sol, (con protección, por supuesto) la puerta que nos acercara a los demás mundos de esta galaxia, esta a punto de ser cruzada por el ser humano.

Que extraño el cielo está cambiando de color, es raro, nunca había visto un color igual en el cielo, se diría que es púrpura, no lo defino con claridad, tampoco veo un motivo ni encuentro explicación, a este repentino cambio de color de nuestra bóveda celeste.
Han parado los motores del cohete, ha dejado de emitir ese humo blanco tan característico del previo a un lanzamiento.

-¡menudo ruido espantoso! -Exclame.


Me agacho del estruendo tan grande que han hecho unos cazas que han pasado por encima de mi cabeza, no estarían a más de 100 metros de altura. Los intento seguir con la mirada, hacen una curva cerrada directamente hacia el cielo, suben, suben, se pierden en la lejanía, no los distingo, utilizo mis prismáticos que tenía para la ocasión y poder ver el despegue del cohete, pero no los consigo encontrar.

-¡ah sí!. Exclamo en voz alta.

Los veo, están allí, pero, ¿qué es lo que se les está acercando por detrás?, es una sombra muy grande, no se consigue ver más que oscuridad, ¿dónde están los aviones?, ¡ya los veo! bajan, continúan bajando a gran velocidad, pero la mancha negra es cada vez mayor, se están formando unas nubes muy compactas, de color púrpura con tonos rojizos, como envolviendo a la mancha negra que se aproxima.
El cielo se ha tornado por completo de color púrpura, ya no veo el celeste de nuestro cielo ha cambiado por completo, es un color que cambia el aspecto de todo lo que miras.

La mancha negra continúa avanzando, ahora a un ritmo menor, se diría que está disminuyendo la velocidad. Los aviones vuelven, han dado la vuelta y realizan una pasada justo por debajo de la mancha, alrededor de las nubes se están produciendo unos resplandores, dirías que son rayos en una tormenta, pero no se oye el típico trueno, que se espera después de un rayo, solo el sonido de los cazas.

Esas nubes son muy densas, de un color púrpura rojizo, se ha detenido la mancha no noto que avance, se puede ver a simple vista, pero yo sigo dando un uso más allá de sus capacidades a los prismáticos, intentando ver algo en el interior de esa mancha.

¡Sí! se ven unos resplandores en el centro de la mancha negra, pero nada, no consigo ver bien ¿qué diablos es eso?.

Pasan más aviones a gran velocidad encima de mi cabeza y la gente de mi alrededor comienza a ponerse muy nerviosa, se oyen algunos gritos de desesperación al no saber que es lo que sucede, las personas se arremolinan intentando llegar a la salida, se agolpan, quieren salir de allí, se nota que el miedo les mueve, a mí me invade la curiosidad y me acerco todo lo que me permiten, pero sigo estando muy lejos de donde se desarrolla la acción con los aviones, dando pasadas incesantes a la mancha del cielo.

Decido volver por donde he venido y coger mi vehículo, seguro que con él, me puedo aproximar mucho más de lo que estoy ahora, así, podré tener una visión mejor de lo que está ocurriendo.

He llegado por fin, me ha costado una eternidad llegar y salir del recinto; estaba la gente como loca agolpándose en la carretera y tratando de alejarse de la zona.

Lo bueno es que al ir en sentido contrario de los que huían, me encuentro el camino prácticamente despejado, algunos vehículos también se dirigen hacia donde me dirijo, siempre hay curiosos como yo, me alegra ver que no voy solo, nunca sabes si puedes necesitar algo de alguien; es mejor estar con más gente alrededor de uno.

Estaré a unos 2 Km. de la vertical, pero se paran los vehículos que van por delante de mí, me extraño, ya que están bajando del vehículo los conductores y acompañantes de los demás vehículos que tengo por delante, decido bajar y tratar de averiguar qué es lo que ocurre, cuál puede ser el motivo de que salgan de los vehículos.

Observo que a unos cientos de metros tienen cortada la carretera unos militares.

Miro a la mancha, la observo bien, y veo que se está transformando, cambiando el color a un gris claro muy intenso y brillante, cada vez más da la sensación de ser un objeto metálico. Es como si se estuviera aclarando, como si le pasaran un trapo a un metal brillante lleno de polvo, y dejara salir su verdadero brillo y color.
Hecho mano a mis prismáticos nuevamente, ¡lo veo con claridad!, es metálico sin duda, me viene enseguida a la mente.

-¡es una nave espacial!

Carlos Nieto.

Continuará en el próximo libro “Historias de nuestro Cielo”

Fotografía de Luz Lobato.

Si todavía no te has registrado, regístrate, recibirás por mail, todas las actualizaciones.

No te pierdas nada.

Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: