Relato: Despertar

Photo by Ahmed Adly on Pexels.com

Relato Despertar

Despertar.



Tráiler del Relato “Despertar”


No sé cuando va a pasar esto, está escondida detrás de la puerta, la veo y ella sabe que la veo, pero ahí esta, escondida, se asoma de vez en cuando, la veo, lleva ese atuendo negro, con esa guadaña sujetando en su mano, sé que es la muerte y que viene a por mí, pero no se acerca, más solo; me observa.

Veo como se mueve, se asoma por el quicio de la puerta, me contempla con esos ojos negros, que son un pozo de lamentos, me tienta, me reclama, pero no voy a acompañarla.

Si me quiere que venga. En la cama permanezco, no puedo moverme, pero la contemplo. Si quiere mi alma no se la voy a dar, pues tan solo necesito despertar.

Despertar de esta pesadilla, que no me deja ni respirar, sé que son unos cuantos y se reúnen en la puerta, esperando, me quieren llevar al averno de donde han salido, ¡me quieren arrastrar!

No estoy dispuesto a esto, solo necesito descansar,

todas las noches lo mismo, vienen para tentar.

Alguna noche me convencerán,

cuando las fuerzas ya no me alcancen más.

Espero con ansiedad, poder despertar,

cada día me cuesta más,

¡al final lo conseguirán!

Sé que son varios,

los que esperan

que me incluyan

en los obituarios.

¡No!, no voy a dejar, que me lleven al más allá.

Al acostarme cansado y somnoliento, pienso en despertar, esperemos que hoy no sea, ese día fatal, en el que las fuerzas, me puedan faltar.

La noche transcurre tranquila, es al amanecer, cuando se les ocurre aparecer, pronto o tarde se cansarán; puede que en ese momento, ellos me arrastrarán.

Por eso mismo querid@ lector, lectora, cuando dormir te dispongas a realizar, procura acordarte de despertar, pues están esperando que se te olvide, esa necesidad.

Y pronto te agarrarán, y a las profundidades más oscuras te arrastrarán.

Acuérdate de despertar.

Carlos Nieto


La gente cree que soy una persona bastante extraña, pero eso es incorrecto: tengo el corazón de un niño pequeño, está en un frasco de vidrio sobre mi escritorio

Stephen King

Carlos Nieto.


Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.