miedo Panico Relatos Terror

Relato: “Esta noche, moriréis todos”

Relato. Esta noche moriréis todos

Esto que les voy a contar es real. Sucedió a unos adolescentes en una casa de campo un día de invierno, eran 5, según me contaron un 24 de enero.

Uno de los chavales que se había reunido al grupo el último, para pasar el fin de semana en la casa, de fiesta, poseía una memoria de USB que se la habían dejado en el trabajo unos compañeros, que grabaron una sesión de espiritismo. Según él, les decía a los demás que se podían escuchar voces de fallecidos pidiendo ayuda, produciendo las típicas risas y cachondeos típicos habituales de los adolescentes.

Pasaron un buen día, ya que habían hecho una hoguera y asaron carne a la brasa, para cenar, lo que hizo que comieran en abundancia y también bebieran, quizás más de la cuenta algunos. Pero llego la hora de estar tranquilos tomando una copa y hablando entre ellos de lo maravillosos que son. A esto que el chaval que tenía la memoria de USB, la conecta en el aparato que tenían para reproducir música y les dice que se callen todos, para poder escuchar lo que allí se escucha. Al principio se reconocen las voces de los que están comenzando a realizar la sesión espiritista, no sin que se oiga alguna carcajada de uno de ellos. Se van calmando y comienzan a prestar atención a lo que allí se va reproduciendo.

Llevarían escuchando unos 15 minutos de sonidos extraños y demás, cuando de repente se escucha una voz muy clara que les dice, “Esta noche moriréis todos” lo que provoca el nerviosismo de alguno y el pitorreo de otros, pero hace que se concentren en lo que allí sucede. El silencio es absoluto, solo es roto por el sonido que va expulsando el aparato reproductor. Se comienzan a oír voces que no se sabe muy bien lo que dicen, algo referente a la “muerte”, sin contexto, “ayuda”, muy mal escuchado y una que les deja pensativos “Papa No”, y otras tantas palabras sin sentido. Todos están atentos, reunidos allí pendientes de los vocablos que salen por los altavoces del equipo, al que tenían conectado el USB, de repente se escucha otra vez “Esta noche moriréis todos” en el preciso momento en el que se va la luz, quedando todo a oscuras.

La voz del equipo continua diciendo que palabras como “noche” y algunas carcajadas. Se levanta uno y comienza a criticar el hecho de que alguno ha apagado las luces. Pero no era así, estaban allí los 5 sentados en corro y la luz realmente se había ido, uno se levanta y le da al interruptor para tratar de restaurar la iluminación en el salón, pero no funciona, comprueba en otras habitaciones y tampoco consigue encender ninguna luz, lo que confirma que realmente no hay corriente eléctrica, lo que hacia imposible que se pudiera continuar escuchando en el equipo aquellos sonidos.

Uno de ellos enciende la linterna del móvil.

Se vuelve a escuchar con un tono muy amenazante y mucho más alto que los anteriores “Esta noche moriréis todos” acompañado de unas carcajadas muy tétricas y aciagas. Ilumina con la luz del móvil hacia el equipo de música y está apagado no tiene corriente lo ven los demás, comienzan a preguntarse como es posible que siga funcionando, pero un grito espantoso se escucha acompañado de unos golpes muy fuertes, gira la luz para ver de donde proviene, pero están todos muertos, solo queda él, con su móvil, iluminando hacia todos los lados, comienza a gritar diciendo que ya basta que se dejen de bromas.

Se apagó la luz del móvil de repente y un golpe seco y fuerte se escuchó en la habitación, acompañado de otro como si golpeara algo el suelo.

Al día siguiente, que tenían que llegar los padres propietarios de la casa, de uno de ellos, se encuentran la escena dantesca, todos en el salón muertos. Tras la investigación policial, consideran que ha sido obra de algún loco que anda por ahí suelto. Se procede la búsqueda, pero no hallan a ningún sospechoso. Lo único que encuentran es los escritos que había en las paredes del salón realizado con la sangre de ellos, que decía así: “Esta noche moriréis todos” y una memoria USB que todavía estaba en el equipo conectado. Se la dieron a la madre de uno de ellos, para que se la quedara. Estaba claro que ni la reprodujo la policía.

Por suerte, querido lector dispongo de una copia de esa memoria, si estás interesado en escucharla pídemela por mail, podrás disfrutar de lo que allí se grabó. Pero ten cuidado todos los que la han escuchado, han resultado muertos en extrañas circunstancias.

Carlos Nieto


Desde que me mude a mi nueva casa, siempre la tengo llena de perros, no sé muy bien de donde salieron, pero están siempre cerca de la casa y lo más inquietante, es el hecho de que los perros ladran a un rincón de la casa, todos a la vez, yo me acerco tratando ver lo que ocurre.

Pero allí no hay nadie.

Carlos Nieto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: