Original Relato de suspense «UN REGALO PARA TI»

Con el siguiente relato «Un Regalo para Ti» (suspense) podemos apreciar la codicia por ver la realidad de manera diferente al resto del mundo, sin darnos cuenta de que el mundo gira junto a nosotros, no a nuestro alrededor.


UN REGALO PARA TI

Todos los días la misma cantinela, esos malditos golpes sobre el cristal me han vuelto a despertar.

Es lo mismo de siempre; miro por la ventana para ver de donde salen esos golpeteos, como es habitual no son de allí, provienen del baño. Del maldito espejo que me regalo aquella vieja en el mercadillo.

Me he intentado deshacer de él en varias ocasiones sin conseguirlo. Cada vez que lo llevo a un punto para su reciclado, al volver a casa allí esta de nuevo, colgado en el mismo lugar de siempre.

Unos días atrás decidí deshacerme de él. Salí a la calle con el condenado objeto a cuestas. Lo tiré directamente al contenedor. Lance con rabia contra el fondo el maldito espejo, esperando oír sus cristales rotos al chocar contra la base del contenedor. Quedé atónito pues no se escuchó ningún golpe, miré en el interior y ya no estaba el espejo.

Al llegar a casa se notaba que estaba más enfadado de lo habitual, los golpes eran muy continuos y al acercarme para ver que ocurría, me golpeo en la cara mi reflejo, estampándome contra la pared. Estoy muy harto de este maltrato por parte de este dichoso espejo.

Hoy será el día que me deshaga definitivamente de este espejo tan odioso. Por fin sé qué hacer y como deshacerme de este maldito escaparate del infierno.

He puesto varios anuncios en redes sociales y en un portal conocido para venta de objetos usados, espero que pronto desaparezca de casa. No he puesto precio, lo regalo al primero que venga por él.

Han llamado interesados en adquirirlo, vendrán en unos minutos, estoy impaciente por ver como se aleja de mi casa, no veo el momento de que esto suceda.

Una vez con el interesado en casa, lo descuelgo y se lo acerco para dárselo, la sorpresa fue inaudita. Conforme él sostenía el espejo en alto mirando su reflejo, un cuchillo afilado y brillante iluminó la estancia, al mismo tiempo que se abalanzaba sobre el cuello de su nuevo propietario, cayendo desplomado al suelo con el maldito espejo sobre él.

El cuchillo se quedó allí, clavado en el cuello de este pobre hombre. Por muchas explicaciones que di a la policía no se creyeron nada, además, que estuvieran las huellas en el cuchillo no me ayudo para nada.

No sé que fue del espejo.

Lo que más me extrañó en el juicio fue, que lo único que yo regalaba, era un cuchillo de enormes dimensiones. Me enseñaron las fotos que yo mismo había publicado, para ofrecerlo en las redes sociales, ¿pero como era posible, si yo lo que regalaba era un espejo? No comprendo muy bien lo que pasó. Esta medicación nueva me deja algo atontado y no sé muy bien que hago aquí encerrado. Rodeado de médicos y enfermeros, y tampoco sé en qué clase de hospital estoy.

Espero salir de aquí pronto, por otra parte, los ruidos y golpes han vuelto otra vez.

¡Si!, esta vez es el peine que se encuentra en el lavabo, ese objeto del infierno que golpetea sobre el mármol, en varias ocasiones me ha cortado las manos y cara, además produciendo ese sonido insoportable, el maltrato ha comenzado. Lo tengo que apartar de mí para no volverme loco y que no continúe haciéndome daño.

Se lo tendré que regalar a ese que viene por las mañanas a traer la medicación.

¡Si! Al enfermero, la próxima vez que venga le entregaré mi peine de regalo.

Carlos Nieto

Un comentario sobre “Original Relato de suspense «UN REGALO PARA TI»

Responder a misletrasliterarias Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s